El modelo de precios de Catalate se aplica a todos los sectores

Hay varias razones por las que las estaciones de esquí y otras empresas de actividades, como los parques acuáticos y las atracciones, se parecen. Mientras que para uno hay que abrigarse, y para el otro hay que abrigarse, ambos tipos de negocios tienen una capacidad casi ilimitada, están sujetos a un clima impredecible y tienen grandes fluctuaciones en la demanda/visitación a lo largo de la temporada.

En un post anterior, Evan escribió sobre cómo determinar qué tipo de estrategia de precios es la adecuada para su negocio de venta de entradas. Como era de esperar, las estaciones de esquí, los parques acuáticos y los parques de atracciones (así como un “concierto de Timberlake cuando tenga 89 años”) cayeron en el mismo cuadrante en función de las características de la experiencia (véase la imagen superior).

Estas características significan que tanto las estaciones de esquí como los parques acuáticos y las atracciones pueden beneficiarse de las estrategias de precios dinámicos para aumentar las ventas anticipadas y la previsibilidad operativa y financiera.

En los últimos años, Catalate ha ampliado su cartera de negocios no relacionados con el esquí a más de 14 socios, lo que nos proporciona un conjunto de datos lo suficientemente grande como para examinar el rendimiento de los socios que utilizan nuestro modelo de precios fuera del esquí, como Islas del Golfo o Bahía de Cowabungaa nuestros socios de las estaciones de esquí utilizando el mismo modelo de precios subyacente.

¿Qué hemos encontrado?

La historia corta es que cuando examinamos las métricas clave (búsquedas por visita, ingresos por búsqueda e ingresos por visita) para las estaciones de esquí y los negocios no relacionados con el esquí, vemos un rendimiento y un resultado extremadamente similar de nuestro modelo de precios. Aunque la actividad subyacente de estos negocios es diferente, confirma la eficacia de nuestro modelo de precios para los negocios que venden un gran volumen de billetes con amplias franjas horarias.

Veamos esto con más detalle.

El objetivo de nuestro análisis era ver el rendimiento de nuestros socios que no practican el esquí en comparación con nuestros socios que sí lo hacen en tres métricas principales, una para cada parte del embudo de comercio electrónico.

  1. Búsquedas por visita (SPV), para medir el tráfico en la parte superior del embudo
  2. Ingresos por búsqueda (RPS), para medir la conversión de ese tráfico
  3. Ingresos por visita (RPV), para medir la producción y los resultados finales

Nuestro primer corte de este análisis utilizó los ingresos totales de las entradas por fecha para calcular el RPS y el RPV, pero dado que un gran porcentaje de los ingresos de las estaciones de esquí proviene de las entradas de varios días, incluir esos productos en la comparación contra los parques acuáticos y las atracciones no era una comparación de manzanas. Hemos decidido incluir sólo los ingresos por entradas de un día a efectos del análisis final.

Hemos comparado el SPV, el RPS y el RPV de nuestros socios no esquiadores del verano pasado con los percentiles 90, 75 y 50 de los socios esquiadores del invierno 18/19 y, para nuestra alegría (¡pero no sorpresa!), los resultados son muy comparables. Las métricas de nuestros socios no esquiadores se sitúan en torno a los puntos de referencia de nuestra red de socios esquiadores.

Los gráficos anteriores muestran el rendimiento de los socios no esquiadores (mostrados por barras azules) en tres métricas principales frente al percentil 50, 75 y 90 de los socios esquiadores (mostrados por barras naranjas). En general, cuando se normaliza el billete de un día, estas medidas de éxito se sitúan en el mismo rango, independientemente del sector del socio.

Únase a nuestro boletín de noticias

Manténgase al día de nuestras novedades, los últimos artículos del blog y las tendencias del sector